Zeusfy: recurrir multas por defecto de forma

¿Cuándo recurrir una multa por defecto de forma?

La Dirección General de Tráfico tramita cada año más de cuatro millones de sanciones. Sin embargo, muchas de ellas se quedan a medio camino y no llegan a tramitarse. ¿Has recibido alguna vez alguna notificación de una multa de tráfico? Ojalá nunca te pase, pero si alguna vez la recibes conviene que aprendas a recurrir una multa por defecto de forma. Aquí te explicamos qué es y cuándo debes hacerlo.

Recurrir multas: ¿qué es el defecto de forma?

Una multa con defecto de forma es aquel documento sancionador que no cumple con la normativa vigente. En otras palabras, es aquella sanción que no cumple con los requisitos que obliga la ley y que presenta defectos como erratas, incorrecciones o fallos esenciales.

Cuando tienen algún defecto pueden (y deben) ser recurridas. De hecho, según el último informa de AEA casi el 50 % de dichos recursos de multas tienen éxito. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Presta atención.

Aunque las multas por infracciones de tráfico presenten errores no todos los argumentos son válidos para paralizar el trámite de la denuncia. Es consabido que cualquier mínimo error en la notificación es suficiente para solicitar la nulidad de la notificación.

Sin embargo, debes saber que si lo haces de manera incorrecta puede acarrearte problemas burocráticos y que pierdas mucho el tiempo. Para recurrir correctamente una multa es importante seguir una serie de pasos.

Zeusfy: tramitar recursos de multas

¿Cómo tramitar correctamente los recursos de multas?

Primero hay que saber distinguir entre un defecto de forma y uno de fondo. ¿En qué se diferencian? El primero de ellos es aquel que presenta errores de formato, orden o estructura; por ejemplo, si en el texto de la notificación no aparece de qué forma puedes recurrirla, algo obligatorio en todas las notificaciones. Por otro lado, el defecto de fondo es aquel que hace referencia al fundamento y al contenido mismo de la multa. Es en esta opción donde entra la interpretación jurídica de la multa.

Una vez entendida la diferencia entre ambas puedes comenzar a buscar si puedes recurrir la multa por defecto de forma. Los puntos principales son los siguientes:

🚗 Lo primero es analizar si los datos que aparecen son los correctos. Presta atención a tu nombre, apellidos, modelo y marca del coche, nombre del denunciante, fecha, horarios, etc.

Zeusfy: qué es el defecto de forma

🚗 En los datos del vehículo mira si la matrícula coincide con la que aparece en la fotografía. En ocasiones se adjuntan imágenes que no se corresponden con la de tu coche, de modo que debes prestar atención a la concordancia entre texto y fotos.

🚗 La imagen no puede estar borrosa. Cuando se hace difícil o imposible el hecho de identificar el vehículo en la fotografía podemos estar hablando de un grave defecto de forma.

🚗 El texto que describe los hechos debe estar escrito correctamente. No detallar con precisión la acción que ha desencadenado la multa puede suponer un motivo claro para recurrir multas.

🚗 Si la sanción no se corresponde con el tipo de infracción también estamos ante un defecto de forma. Es imprescindible saber que cada sanción va unida a una cuantía económica fija (a veces oscila dentro de un rango según la gravedad), de modo que debes estar atento a que denuncia e infracción coincidan.

Una vez identificado el error tienes un plazo de 20 días naturales desde el día siguiente a recibir la notificación o desde su publicación en el tablón de sanciones de la DGT. El recurso se puede interponer ante la Jefatura de Tráfico más cercana a tu domicilio. En cambio, si la multa la has recibido «en mano» por la policía de tu localidad, debes presentar un escrito de alegaciones y recurrir la multa por defecto de forma en el Ayuntamiento.

Deja una respuesta