Zeusfy: diferencia entre denuncia, multa y sanción

¿Cuál es la diferencia entre denuncia, multa y sanción?

Si has recibido una multa de tráfico de la administración pública y te planteas embarcarte en un proceso de impugnación, es importante que conozcas bien cuál es la diferencia entre denuncia, multa y sanciónconceptos que en algunas ocasiones tienden a generar confusión y que pueden tomarse como sinónimos, cuando la propia Dirección General de Tráfico (DGT) establece señaladas diferencias entre los tres.

¿Qué es una denuncia?

La denuncia es el primer paso del proceso sancionador que inicia la autoridad competente cuando se produce una infracción.

Imagina que un agente de tráfico detecta que un conductor ha cometido una infracción. El agente identificará al propietario del vehículo y reflejará en un documento oficial la falta que se ha producido. Esto es la denuncia, es decir, el inicio de un proceso sancionador por parte de la autoridad contra un posible infractor.

La autoridad tiene dos modos de poner en conocimiento del conductor que ha sido denunciado: puede hacerlo in situ, es decir, en el mismo instante en que se comete el posible delito, o en un momento posterior en el tiempo. Este último caso sería el equivalente a una sanción recibida cuando un radar detecta conducción con exceso de velocidad por parte de un vehículo. Por el contrario, hablaríamos de comunicación in situ en aquellos casos en que el agente de tráfico mantiene contacto directo con el infractor (por ejemplo, durante un control de alcoholemia) y le comunica la apertura del expediente sancionador.

Zeusfy: qué es una multa

¿Qué es una sanción?

La sanción es el modo que tiene la Administración Pública de penalizar a una persona por haber cometido una infracción o por haber faltado a la ley. Cuando hablamos de un proceso sancionador nos referimos a todo aquel periodo durante el que se llevan a cabo los trámites administrativos necesarios para multar a la persona que ha sido denunciada por la autoridad.

La consecuencia de este proceso es la imputación de una sanción que, en el caso de las infracciones de tráfico, puede incluir multas u otras penas administrativas.

¿Qué es una multa?

En línea a lo que se ha comentado, una multa es una de las posibles medidas sancionadoras que la autoridad competente puede imputar a un conductor denunciado por haber cometido una infracción de tráfico. Este tipo de sanciones se caracterizan por su carácter pecuniario, es decir, que el castigo se formalizará mediante un reembolso económico o en especies a cuenta de la administración.

Zeusfy: qué es una sanción

Pongamos un ejemplo que nos ayudará a entender la diferencia entre denuncia, multa y sanción:

Un radar detecta un vehículo sobrepasando el límite de velocidad establecido por la normativa de tráfico. Los agentes responsables, cuando hayan identificado al propietario del vehículo, extenderán una denuncia contra ese conductor, donde informarán del delito que se ha cometido, e iniciarán un proceso sancionador. Como resultado de este proceso, el encausado podrá ser penalizado con una sanción económica (es decir, con una multa) o con la pérdida de puntos o la retirada del carnet de conducir (es decir, una sanción de carácter administrativo).

¿Se pueden recurrir multas y sanciones?

Por supuesto que sí. No importa qué tipo de penalización se haya imputado contra un conductor: tanto si se trata de una multa económica como de una sanción administrativa, en ambos casos el conductor tiene la potestad de recurrir e impugnar la sentencia que la administración ha abierto contra él. Para ello, cuentas con los recursos que Zeusfy pone al alcance de todos los conductores.

Deseamos que te hayamos ayudado a comprender la diferencia entre denuncia multa y sancion. Ahora, no dudes en contactar con nosotros siempre que necesites iniciar recursos de multas.

Deja una respuesta