Zeusfy: qué es un pliego de descargo

¿Qué es y cómo se hace un pliego de descargo?

Cuando te ponen una multa, la realidad es que puedes optar por hacer dos cosas. Una de ellas (la más común) es aceptarla y, por lo tanto, abonar la cantidad de dinero correspondiente. La otra, que es precisamente la que nos interesa aquí, es la de no aceptar su contenido y, por tanto, recurrirla. Pues bien, es en ese recurso en el que va a tener un papel fundamental el concepto que aquí te estamos presentando: el pliego de descargo.

Ahora bien, como normalmente no se tiene tanta información como resultaría necesaria para sacar todo el provecho a este camino ante una multa, nosotros vamos a dedicar el presente artículo a tratar de mostrarte los detalles fundamentales de la cuestión.

¿Qué es un pliego de descargo?

Imaginemos que te acaban de poner una multa, es decir, que acabas de ser denunciado. Imaginemos también que no estás de acuerdo con tal denuncia por el motivo que sea: porque niegas los hechos, porque crees que no fueron así o por cualquier otro motivo. Pues bien, el documento que utilizas para presentar tu descontento y para exigir el inicio de un procedimiento de revisión de la sanción es, precisamente, el pliego de descargo (o escrito de alegaciones).

Tú, como ciudadano, tienes el derecho total de iniciar cualquier clase de procedimiento frente a las administraciones públicas con tal de hacer valer lo que tú crees que es justo para ti. Es en este derecho en el que se fundamenta la existencia de este documento de alegaciones que puede, como veremos, hacer la diferencia en un caso de multa.

¿Para qué se usa? El recurso de multas

De lo dicho hasta este punto, lo cierto es que puede derivarse cuál es el entorno fundamental en el que tiene lugar la existencia del pliego de alegaciones. Efectivamente, se trata del mundo de los recursos de multas.

De esta manera, si hubiera que resumir en una única oración cuál es la utilidad de este documento, diríamos que lo que busca es evitar a toda costa que la denuncia iniciada acabe haciéndose efectiva. Es decir, busca eludir la necesidad de pagar, por considerar que los fundamentos en los que se construye la multa no son suficientes, o son falsos, o son erróneos; en definitiva, que no bastan.

Ahora bien, dado que es este documento el que acaba siendo decisivo a la hora de llevar adelante el procedimiento, siempre es recomendable acudir a profesionales en el sector que sepan asegurar, en la medida de lo posible, que se encuentra bien realizado y redactado, tanto en contenido como en forma.

Zeusfy: para que se usa un pliego de descargo

¿Cómo se hace un pliego de descargo?

Precisamente en relación con lo que te estábamos comentando en el anterior párrafo, es importante que entiendas que un pliego de descargo se realiza mediante la presentación por escrito de, al menos, los siguientes datos:

Zeusfy: cómo se hace un pliego de descargo
  • El número de identificación del expediente recogido en la propia multa.
  • Los datos que permitan localizar al organismo sancionador.
  • Los datos completos del individuo o empresa sobre el que se ha aplicado la denuncia (también el domicilio).
  • El conjunto de alegaciones que buscan anular la sanción.
  • La solicitud concreta de lo que se desea: anular, sobreseer, contradecir…
  • Fecha y firma.

Todo ello, además, se ha de realizar dentro del plazo marcado por la ley. Normalmente se encuentra entre los 10 y 20 días naturales posteriores a la notificación.

En conclusión, ya conoces cuáles son los detalles fundamentales que giran en torno al pliego de descargo. En tu mano queda sacar provecho a esta nueva información, con tal de que puedas obtener los mayores beneficios posibles de ella, especialmente cuando te encuentres en la situación de haber recibido una multa indeseada.

Deja una respuesta