Recurrir multa por no llevar mascarilla

La crisis del coronavirus ha causado una auténtica revolución legislativa y normativa en numerosos ámbitos, así como un régimen sancionador en cada norma publicada. Como bien sabes, las mascarillas son obligatorias en casi cualquier ámbito (interiores de comercios, vía pública, transporte público, etc.) desde hace poco menos de un año.

Los cambios en la norma, la regulación propia de cada comunidad autónoma y la falta de claridad en las excepciones ha traído numerosas situaciones injustas a la hora de interponer sanciones.

¿Cuáles son los motivos para recurrir multa por no llevar mascarilla?

La conocida como ‘Ley de nueva normalidad‘ ya se encontraba vigente en la práctica vía Real Decreto desde junio del pasado año. No obstante, esta norma requería de aprobación parlamentaria. Con base en ello, en el mes de marzo fue convalidada por el Congreso de los Diputados. Esta normativa estableció un uso riguroso en cuanto a la mascarilla, ya que establecía la obligatoriedad de la misma en playas, piscinas o en el campo.

El Ministerio de Sanidad está estudiando una nueva norma para relajar el uso de la mascarilla tras las críticas recibidas por las comunidades autónomas. En todo caso, ya hay administraciones que han dictado una resolución con las excepciones que son de aplicación en su territorio. Con base en ello, para recurrir una sanción por no llevar mascarilla hay que estar atento a las resoluciones de la conserjería correspondiente en cada territorio.

A día de hoy, las excepciones que establece la denominada ‘Ley de nueva normalidad’ son las siguientes y, además, estos son los motivos por los que se pueden recurrir multas de este tipo:

  • Menores de seis años.
  • Personas que padecen algún tipo de enfermedad respiratoria.
  • Personas que padecen algún tipo de discapacidad o dependencia.
  • Personas que padecen algún tipo de trastorno en su conducta.
  • Actividades deportivas al aire libre.
  • Fuerza mayor o necesidad.
  • Hechos en los que la propia naturaleza de los mismos haga incompatible el uso de la mascarilla, siempre según las indicaciones de las autoridades sanitarias.

La normativa no es clara en determinados puntos, por lo tanto, se hace imprescindible contactar con una empresa especialista en recursos de multas como nosotros, Zeusfy.

Zeusfy: multa por no llevar mascarilla

Procedimiento para recurrir una sanción por no llevar mascarilla

Para saber cómo recurrir una multa por no llevar mascarilla, te aconsejamos acudir a una empresa especialista en recursos, ya que las probabilidades de éxito serán mayores. Por desgracia, este tipo de multas comienzan a ser habituales, tanto por las conductas de la ciudadanía como por las campañas recaudatorias que llevan a cabo las administraciones. En Zeusfy queremos facilitarte una serie de pautas a seguir. Eso sí, es aconsejable analizar caso por caso.

En primer lugar, tienes que saber que este tipo de sanción se puede recurrir por la vía judicial o administrativa y, además, dispones de un plazo de 15 días para ello. El plazo comienza a contar a partir de la notificación. No obstante, cuando el agente de la autoridad te entregue la denuncia en el mismo acto, ya puedes darte por notificado. Es importante que tengas en cuenta que en todas las comunidades autónomas es obligatorio el uso de la mascarilla con las excepciones anteriormente explicadas.

En segundo lugar, para presentar el recurso recomendamos recopilar todos los documentos y pruebas pertinentes para que este prospere (certificado médico de exención, documento de identidad que acredite la edad del menor, etc.).

En tercer lugar, para presentar el recurso puedes acudir a cualquier edificio público con Registro General (Correos, Delegación o Subdelegación del Gobierno, ayuntamientos, etc.).

RECURRIMOS TU MULTA

Y, en cuarto lugar, el coste de la multa es de 100 € como máximo, siendo el mínimo 60 €. Se trata de una infracción leve según el ordenamiento jurídico. No obstante, puede convertirse en una de carácter grave si el no usarla pone en riesgo al resto de personas como, por ejemplo, negarse a utilizarla en un restaurante.

¿Te han puesto una multa económica por no llevar mascarilla? Confíanos el recurso para que quedes exento del abono.