Consejos para transportar tu mascota

Se estima que en España existen hasta 30 millones de mascotas. La mayoría de estas son perros. Con las diferentes regulaciones que el estado ha propuesto en materia de bienestar animal, también hay que tener en cuenta que los animales pueden sufrir accidentes graves si no van de la manera segura en el coche. Esto puede acarrear una multa de tráfico. Aquí vamos a explicar cómo recurrir multas en caso de transportar mascotas sin los sistemas de seguridad adecuados.

Consejos para llevar a tu mascota segura en el coche

Como ocupantes del vehículo, los animales domésticos deben ir bien sujetos y protegidos. De lo contrario, los conductores se enfrentan a multa por mascotas. Pero esta no debería ser tu mayor preocupación: lo más importante es tener en cuenta la seguridad de tu mascota y de los demás pasajeros del coche. No asegurar adecuadamente a tu mascota en el vehículo conlleva algunos riesgos que debes conocer: Puede distraerte si vas al volante y el animal se mueve o intenta escapar. El animal podría interferir en la conducción subiéndose encima del conductor o tocando los sistemas mecánicos del vehículo.

También podría escaparse al abrir la puerta, pudiendo interferir en el tráfico y provocar un accidente que ponga en peligro la vida de los demás usuarios de la carretera. Lo mismo podría ocurrir si tu mascota sacara la cabeza por la ventanilla y se cayera. Además, si tienes que frenar de golpe o chocas, un animal mal sujeto puede causar daños graves o incluso mortales a los demás ocupantes.

La importancia de asegurar a las mascotas

Además, si tienes que frenar de golpe o chocas, un animal mal sujeto puede causar daños graves o incluso mortales a los demás ocupantes. Por estos motivos y antes de tener que recurrir multas, es importante que las mascotas estén aseguradas de la siguiente manera:

1. Sistemas de retención que deberás elegir en función del tamaño o el peso de tu perro, gato u otra mascota.

También es crucial que esté homologado para que tengas la seguridad de que ha pasado por pruebas que garantizan su eficacia en caso de accidente.

2. Arnés con doble enganche para que sujete a la mascota con un cinturón de seguridad.

3. Transporting para mascotas.

También, para animales más pequeños es válido utilizar una cesta o jaula llamados transportines para mascotas. Un método muy seguro. Para los perros grandes de más de 20 kg, una de las mejores formas de llevarlos es en un transportín en el maletero. Debe colocarse lo más cerca posible del respaldo, en sentido transversal a la dirección en la que se viaja.

4. Identificación de la mascota.

Por último, el animal debe estar identificado. Es decir, debes llevar placa del censo, la cartilla sanitaria, un seguro de responsabilidad civil si el animal está considerado como peligroso y el chip identificativo que es obligatorio.

5. Barreras, rejillas divisoras y vallas protectoras.

Estos elementos están diseñados para coches y separan dos partes del coche. Ideal para animales más grandes. Aunque vayan en el maletero, además de este elemento como la rejilla divisora, deberá usar un transportín.

¿Cómo recurrir multas por el transporte de mascotas en coche?

Para recurrir multa de trafico por el transporte de mascotas en coche que no es seguro, es recomendable asesorarte por expertos. Serán ellos quienes pueden interceder en estos casos y gestionarlo. Sin embargo, tendrán que analizar cada caso y ver las posibles vías. La Dirección General de Tráfico (DGT) informa sobre las normas para llevar a la mascota segura y las penalizaciones que existen en caso de que ocurra una infracción.

La multa parte desde los 80 euros si se visualiza que la mascota no va adecuadamente sujeto. Pero en algunos casos, si la Guardia Civil ve que el perro está sobre el conductor o que puede caminar libremente por el coche, la multa puede ascender a 500 euros y la pérdida de puntos. Recuerda que siempre podrás recurrir las multas en el tiempo y forma adecuados.

Deja una respuesta