Zeusfy: drones de la DGT

Cómo funcionan, dónde operan y cómo sancionan los drones de la DGT

A día de hoy los drones de la DGT (Dirección General de Tráfico) configuran una flota de ámbito nacional compuesta por 39 unidades. 28 más que el año anterior. Sobrevuelan las carreteras a 120 metros de altura y vigilan los tramos viarios que supuestamente tienen un elevado riesgo de accidentes. Pero no solo vigilan, sino que también multan. Veamos en detalle su operatividad. Sigue leyendo.

Tecnología española en los drones de tráfico

El pasado mes de julio, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, presentó los nuevos modelos de aeronaves no tripuladas, de fabricación y tecnología nacional, que «convierten a nuestro país en pionero en su uso en funciones de tráfico», declaró con orgullo.

Estos drones especializados, oficialmente están destinados a la vigilancia, detección e imposición de infracciones. Sobre todo en tramos que de manera estadística se consideran de elevado riesgo y en aquellas vías o carreteras en las que hay un mayor tránsito de usuarios vulnerables. Particularmente ciclistas, motociclistas y peatones.

Estas aeronaves operan en todo el territorio nacional, salvo en Cataluña y País Vasco donde las competencias en la materia están transferidas. Es en la Comunidad de Madrid donde se localiza la principal presencia de estos dispositivos con un total de 15 drones operativos. El resto, hasta 39 drones, están repartidos en las bases de helicópteros de Sevilla, Valencia, Zaragoza, A Coruña, Valladolid y Valencia (con dos drones en cada una). Del mismo modo, en Extremadura, Cantabria y Asturias existen dos dispositivos por zona. La Guardia Civil dispone también de tres unidades en Baleares y en las islas Canarias.

Zeusfy: cómo funcionan los drones de la DGT

¿Cómo funcionan los drones y cómo multan?

Los drones de la DGT pueden alcanzar 120 metros de altura y una velocidad de hasta 80 km/h. Su funcionamiento es similar a cualquier otro dron y, según el modelo, tienen un radio operativo de acción entre 3 y 10 kilómetros. No obstante, los de tráfico disponen además de zoom.

Zeusfy: cómo multan los drones de la DGT

En el caso de THYRA V109 incluso de hasta 40 aumentos ópticos y 6 amplificaciones en digital con tracking (sistema de seguimiento automático de vehículos). Para su manejo se necesitan dos operarios: un piloto que controle el vuelo y una segunda persona que se encarga de la cámara y de la recarga de la batería del aparato.

Las infracciones que detectan los drones siguen el mismo trámite que las que se imponen desde los helicópteros de la DGT. La notificación llega al domicilio del conductor (o del dueño del vehículo) días después. También es habitual que un agente de la Guardia Civil detenga al vehículo en carretera una vez que ha recibido el aviso por parte de los que manejan el dron. En cualquiera de los casos, para tramitar recursos de multas, todas las sanciones tienen que disponer del fotograma que evidencie la infracción que haya cometido el conductor. Obligatoriamente. El uso del móvil al volante (12,5 %), el uso incorrecto del cinturón de seguridad (15,9 %) y adelantar ciclistas de modo temerario (4 %) son los principales motivos de imposición de multas generadas por dronfotografía.

Recursos de multas

¿Se pueden recurrir las multas de tráfico impuestas desde los drones? Por supuesto que sí. Con independencia del tipo de penalización que se impute contra el conductor. Tanto si se trata de una multa relacionada con la circulación en un vehículo como si es una sanción administrativa. En todos los casos el conductor tiene el derecho de recurrir multa de tráfico o, si fuera el caso, impugnar la sentencia que se haya abierto contra él.

Los drones de la DGT no suponen ninguna excepción en nuestra actividad profesional. En Zeusfy nos encargamos de recurrir todo tipo de multas. Estamos a tu servicio. ¿Necesitas ayuda?

Deja una respuesta